Homenaje a las mujeres de las FAR

Por Sonia Regla Pérez Sosa / 05-03-2015

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el próximo 8 de marzo, las Fuerzas Armadas Revolucionarias realizaron un intercambio entre varias generaciones de féminas combatientes.

El Instituto Técnico Militar José Martí, Orden Antonio Maceo, Orden Carlos J. Finlay fue el lugar escogido para que oficiales, sargentos, soldados, cadetes y trabajadoras civiles de diferentes armas, especialidades y regiones del país, compartieran saludos y experiencias.

Junto a ellas estuvieron Asela de los Santos, integrante del Movimiento 26 de Julio, combatiente de la lucha clandestina y del Segundo Frente Oriental; la general de brigada Delsa Esther Puebla Viltres, Teté, quien se alzó en la Sierra Maestra e integró el pelotón de Las Marianas; Pérsida Chivás Ponce, miembro del Ejército Rebelde y del Segundo Frente Oriental Frank País; así como Teresa Hernández Álvarez, luchadora clandestina e integrante del Ejército Rebelde.

Durante el intercambio se recordó a Mariana Grajales, Melba Hernández, Haydée Santamaría, Vilma Espín, Celia Sánchez…, protagonistas de las gestas por la independencia nacional y ejemplos de valentía, audacia e inteligencia en la mujer cubana.

En su intervención Asela se refirió a la labor de las féminas en las diferentes etapas de la lucha cubana y rememoró algunas de sus anécdotas junto a Vilma Espín y Frank País en Santiago de Cuba. También valoró la trascendencia de la Federación de Mujeres Cubanas y los logros de sus miembros al integrarse a la comunidad, para alcanzar autonomía física y derechos sobre sus acciones.

Según manifestó la heroína a las jóvenes, “el destino de la Patria está en buenas manos al cumplir con la historia y hacer lo que debemos en estos momentos”.

Pérsida, en cambio, dirigió sus palabras a las integrantes de la Brigada de la Frontera que se encontraban presentes, les recordó cómo el triunfo de la Revolución permitió que el pueblo tomara conciencia y expresó su certeza de que las combatientes de Guantánamo darían continuidad a la obra iniciada hace 57 años al fortalecer la zona oriental del país.

La general Teté, habló de las experiencias en la Sierra Maestra, su integración al Ejército Rebelde y ahondó en el desempeño del pelotón de Las Marianas, del valor de estas jóvenes entregadas a la lucha armada y la necesidad de superar todos los obstáculos para imponerse como combatientes útiles.

Asimismo evocó sus acciones después del triunfo de 1959, al atender a las víctimas de la guerra y sus familiares, con el fin de cumplir uno de los principios de la Revolución naciente: “Ante el dolor, la Patria no distingue”.

En todas las intervenciones fue recordado el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz por permitirle a todas las presentes desarrollarse y ser valoradas en la Cuba nueva.

Enlaces directos