Ejercicio Jade Helm: más allá de las “teorías de la conspiración” (I Parte)

Por José Ramón Rodríguez Ruiz / 08-07-2015

Desde su anuncio oficial por el Comando de Operaciones Especiales de las Fuerzas Armadas de EE.UU. en marzo de 2015, el Ejercicio de Guerra No Convencional (GNC) Jade Helm ha suscitado todo tipo de conjeturas y rumores. Su carácter novedoso e inusual ha sido un caldo de cultivo excelente para toda clase de teorías de la conspiración y el tema ha sido útil tanto a figuras políticas con motivos de campaña, como a vetustos personajes del cine para atraer la atención del público.

Hace algún tiempo publicamos en las páginas de Cubadefensa dos trabajos1 dedicados a este tema y nos comprometimos a volver sobre él. Hoy retomamos el tópico, con ánimos de disipar las posibles dudas que este suceso está generando.

¿Qué es el Jade Helm?

Según la solicitud emitida por el Comando de Operaciones Especiales, con el objetivo de obtener la aprobación de las autoridades locales que se verían implicadas en el ejercicio, el Jade Helm es un “entrenamiento militar realista” conducido fuera de las instalaciones federales, de ocho semanas de duración (del 15 de julio al 15 de septiembre de este año), dirigido a “mejorar las capacidades de las Fuerzas de Operaciones Especiales (FOE)” y otras agencias, para el desarrollo de la GNC, “en correspondencia con la Estrategia de Seguridad Nacional de EE.UU.”. Tendrá como escenarios los estados de Texas, Nuevo México, Arizona, California, Nevada, Utah y Colorado.

Las fuerzas participantes, según lo difundido por las instituciones castrenses estadounidenses, son el Comando de Operaciones Especiales del Ejército, conocidos como “Boinas Verdes”; las FOE de la Marina, comúnmente referidas como “Navy SEALS”; las FOE de la Fuerza Aérea; el Comando de Operaciones Especiales de la Infantería de Marina; Unidades Expedicionarias de la Infantería de Marina; la 82 División Aerotransportada del Ejército y otros componentes de agencias federales.

El lema del ejercicio, según el logotipo que se ha difundido, es “Master the Human Domain”, lo cual en español sería algo así como “Controlando el dominio humano”.

Se espera que solo en Texas unos mil 200 militares desarrollen actividades. Explican los militares estadounidenses, que regiones como Texas se han seleccionado debido a la necesidad de contar con “vastas extensiones de terreno poco desarrollado, con bajas densidades de población y acceso a pequeños pueblos”.

Estas regiones ofrecerían las condiciones necesarias para un entrenamiento de calidad, debido a retos como: “la necesidad de operar fuera de los mecanismos de apoyo tradicionales; la adaptación a terrenos, condiciones sociales y económicas poco familiares; operar en el entorno de comunidades, donde cualquier actividad anormal será notada y notificada; y la oportunidad de trabajar con civiles, para ganar su confianza y entender sus problemas”.

Alertan las autoridades a las poblaciones que durante la realización del ejercicio es de esperar el incremento de vuelos de medios aéreos, en especial durante la noche; la ocurrencia de ruidos, tales como disparos de salva o detonaciones; el desarrollo de actividades sospechosas por algunos individuos, como parte de su preparación para entornos extranjeros, entre otras situaciones.

Las principales repercusiones han estado relacionadas a teorías de que el ejercicio resulte el trasfondo de la aplicación de la ley marcial por el Gobierno de EE.UU. en estos estados o a los intentos de reprimir probables manifestaciones de descontento social por razones económicas o raciales. Los rumores se han vuelto virales en las redes sociales, y las declaraciones de figuras políticas y del mundo del espectáculo2 han avivado la ya de por sí exaltada paranoia de la sociedad estadounidense, previendo todo tipo de escenarios de intervención gubernamental en las referidas regiones.

Es notable que las preocupaciones de los ciudadanos de los estados aludidos sobre las implicaciones del Jade Helm no sean pocas, ni leves. El propio gobernador del Estado de Texas, Greg Abbott, ordenó4 a la Guardia Nacional de su estado monitorizar de cerca las actividades del ejercicio, en respuesta a rumores de que la operación tendría como objetivo desarmar a los texanos y otras cosas por el estilo.

La decisión provocó el rechazo de figuras como el exgobernador de Texas4 y actual precandidato a la presidencia, Rick Perry, quien consideró que la decisión “fue demasiado lejos” y que “se debe confiar en los militares”. Asimismo, manifestaron su desacuerdo con Abbott el presidente del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes, el republicano por Texas, Mac Thornberry, que evaluó de ridículo “el hecho de insinuar que los militares serán una especie de Ejército privado del Presidente para llevarse todas las armas”; y el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, quien afirmó que el Departamento de Defensa ya aclaró que ese entrenamiento “no supone amenaza alguna para las libertades civiles de los estadounidenses”.

Pero aún así, las preocupaciones persisten y no solo en Texas. Los reportes de sitios web como Infowars,5 dan cuenta de toda una conspiración, supuestamente dirigida por élites del poder en EE.UU., para controlar a la población civil y determinar donde sería necesario aplicar métodos de eugenesia6, a fin de asegurar intereses estratégicos.

En lo referente al “control del dominio humano”, Infowars alerta que el Jade Helm “es más que un simple ejercicio militar, es también un ejercicio del nuevo campo de la inteligencia geoespacial, que emplea la analítica del dominio humano para determinar las políticas y formas de pensar de cualquier nación, estado y ciudad, hasta el nivel del individuo”. Para reforzar sus alertas cito palabras7 del Almirante William McRaven, pronunciadas en junio de 2013, cuando era jefe del Comando de Operaciones Especiales de EE.UU., durante una conferencia ofrecida en el Instituto de Análisis de Política Exterior de la Facultad Fletcher en la Universidad Tufts:

“El dominio humano abarca la totalidad de los escenarios: social, físico y cultural, que ejercen influencia en el comportamiento humano. El éxito en este dominio no se alcanzará mediante las fuerzas tradicionales terrestres, navales o aéreas; sino que dependerá de la comprensión del terreno humano y de la confianza que se les brinde a los individuos que ocupan ese espacio. Sentar las bases para la comprensión del dominio humano requiere de botas en el terreno, que ingresen información en la red”.

Pero ¿qué es “el dominio humano”?, ¿por qué es importante para EE.UU. al punto de dedicar un ejercicio de dos meses y cuantiosos recursos a su control? ¿Es el Jade Helm verdaderamente una conspiración? A estas interrogantes y otras responderemos en un próximo trabajo.

Referencias, citas y notas

1. Consultables en http://www.cubadefensa.cu/?q=node/3145 y http://www.cubadefensa.cu/?q=node/3190

2. http://www.washingtonpost.com/news/morning-mix/wp/2015/05/05/chuck-norris-joins-ted-cruz-and-others-in-operaton-jade-helm-conspiracy-watch/

3. http://www.armytimes.com/story/military/2015/04/30/texas-guard-jade-helm/26603719/

4. En el período de 2000 a 2015.

5. http://www.infowars.com/jade-helm-the-road-to-eugenics/

6. Es una filosofía social que defiende la mejora de los rasgos hereditarios humanos mediante diversas formas de intervención manipulada y métodos selectivos de humanos, según https://es.wikipedia.org/wiki/Eugenesia

7. http://www.defense.gov/news/newsarticle.aspx?id=120219

Enlaces directos