Preparación militar básica de los soldados llamados al Servicio Militar Activo

Coronel Mario Pedroso Ramos

La creación de los centros de preparación en las unidades militares deviene la solución más importante para efectuar, con calidad, la preparación militar básica de los jóvenes incorporados al Servicio Militar Activo (SMA).

En las unidades los reclutas reciben clases de instructores con gran experiencia en la docencia y elevada preparación metodológica. La base material de estudio empleada en las diferentes asignaturas, garantiza el proceso docente educativo de los combatientes. En este último inciden, además, las condiciones de vida en la unidad durante las cinco semanas de estancia de los soldados.

La preparación básica de los nuevos soldados constituye la primera experiencia del ciudadano al ser llamado a prestar el servicio militar. Este encuentro con la vida militar perdurará en él, puesto que lo asociará a todas las actividades de su vida. Por tal motivo, ese impacto debe caracterizarse por un riguroso cumplimiento del orden reglamentario, elevada disciplina y organización.

Después de ser llamados al SMA, durante cinco semanas los jóvenes reciben un intenso programa que los prepara integralmente como soldados. Este influye significativamente en su formación para la defensa de la patria socialista.

Dicho programa comprende: Preparación martiana, marxista-leninista, Táctica, Tiro, Infantería, Física, Ingeniería, Exploración, Reglamento, Sanitaria, Protección contra las armas de exterminio en masa y otras.

La Preparación martiana, marxista-leninista tiene como propósito contribuir a la educación patriótico militar e internacionalista de los combatientes, ayudarlos a su orientación y correcto desenvolvimiento en el medio militar y mantenerlos informados de la actualidad nacional e internacional, y de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

La Preparación Táctica tiene la misión de instruir a los nuevos soldados y dotarlos de los conocimientos básicos que les permiten estar en disposición combativa y desarrollar el combate. Constituye la base del adiestramiento de campaña. Enseña y perfecciona los procedimientos más adecuados para las acciones combativas. Desarrolla habilidades en los combatientes que les posibiliten orientarse en situaciones complejas; puesto que en correspondencia con ellas, actuarán con iniciativa e independencia, empleando los procedimientos más convenientes.
La Preparación de Tiro incluye el empleo efectivo del armamento, propiciando el cumplimiento exitoso de las misiones combativas. Los soldados realizan el tiro de precisión con el arma individual, estudian sus características y manejo, los fundamentos, procedimientos y reglas para el tiro. Asimismo, estudian las granadas, sus cualidades y manejo apropiado; todo bajo un riguroso entrenamiento marcado por el cumplimiento de normas.

La Preparación de Infantería desarrolla la personalidad, de gran importancia, en el logro de hábitos disciplinarios y de actuación coordinada. Está relacionada con las actividades de la vida militar. Asegura el mantenimiento de un estricto orden, facilita el ejercicio del mando y coordina las acciones durante el combate.

La Preparación Física contribuye al desarrollo de las capacidades físicas y cualidades morales volitivas, necesarias para resistir potentes cargas físicas y psicológicas a las cuales se somete el combatiente durante el combate. Facilita el desarrollo de hábitos y habilidades y la asimilación, rápida, de la técnica de los procedimientos, fundamentalmente la Táctica y el Tiro.
La Protección contra las armas de exterminio en masa forma parte de la preparación integral de los combatientes. Se realiza, la mayoría de las veces, de forma práctica. Esto garantiza actuar y dominar los procedimientos para realizar acciones en condiciones de contaminación y de incendios. Además, orienta las medidas a tomar para aprovechar los recursos disponibles en la unidad y los territorios, en interés de la protección.

La Preparación de Exploración constituye un elemento esencial en la preparación de los soldados. Los capacita para descubrir enseguida al enemigo que pudiera actuar contra nuestras tropas. También los adiestra en diferentes situaciones relacionadas con las acciones de las fuerzas armadas adversarias. La culminación exitosa de esta etapa permite al soldado estar en condiciones de cumplir las misiones asignadas.

Enlaces directos